miércoles, 5 de abril de 2017

¡Viva México, cabrones!

Este texto fue publicado en el portal cannábico Cannabis.es, y fue en reacción a cómo el gobierno de México encaraba algunas cuestiones a la hora de pedir a sus ciudadanos opinión sobre cómo regular el cannabis a través de las redes sociales.

Es un buen momento para recordar un buen ejemplo.
Esperamos que os guste.

:)


--


¡Viva México, cabrones!

Era viernes tarde y no había hecho más que repetir durante todo el día: “no, no voy a la Spannabis porque...” y alguna razón, de las muchas que me asistían, para ocultar la real: soy vago y no me gusta moverme mucho. Así, mientras media España cannábica se movilizaba para irse a la gran feria del canuto ibérico y la otra media nos liábamos otra trompeta, saltó la noticia vía Twitter.



La cuenta oficial del gobierno de México lanzaba un tuit -me hizo pensar que tenía delante una cuenta hackeada o una cuenta fake- en el que pedían expresamente la opinión a los ciudadanos, sobre cuál consideraban ellos que podía ser el mejor modelo de regulación para la marihuana, junto con un GIF dónde se exponían distintas opciones y se estimulaba el comentar en redes sociales con un hashtag: #DebateMARIHUANAmx.

¿¿CÓMO?? Me tuve que frotar los ojos y pellizcar un poco porque no me lo podía creer. ¿El gobierno del país -considerado el narcoestado por excelencia- preguntando a los ciudadanos sobre cómo legalizar el cannabis? Pues sí. Encima daban un link. Vamos, que la cosa parecía ir en serio (o el hacker era muy bueno) porque la página oficial del gobierno de México -que está todavía en “beta”, como el mismo gobierno- contaba con un enlace sólo para ese tema. Así que no sólo era la cuenta de Twitter, sino que el propio gobierno estaba metido hasta el fondo en el turbio asunto de la consulta ciudadana....

Increíble pero cierto. Aunque el link que tenía el tuit no parecía funcionar bien (una “tontería menor” de administración del dominio, que supongo arreglarán siendo “beta”), poniendo delante el conocido “www.” se podía acceder a la página, y una vez allí.... oh, oh.... oh!!! Estaba sintiendo cosquillitas y calor debajo de mi tripa.... oh.... delicioso espectáculo!!



En vez de ser una web “a la española” -en las que es imposible encontrar aquello que buscas, si es que en realidad está allí- lo primero que te encontrabas es una imagen en la que se leía bien grande la pregunta sobre el modelo regulatorio para la marihuana. Sin complejos, hablando clarito. Y a continuación, esto:

El Gobierno Federal, por conducto de la Secretaría de Gobernación y de la Secretaría de Salud, CONVOCA a personas especialistas, investigadoras, académicas, profesionales de la medicina, derecho, psicología, integrantes de organizaciones de la sociedad civil y otras personas con calificación técnica, a participar en el DEBATE NACIONAL 
SOBRE EL USO DE LA MARIHUANA.

Infórmate. Vincúlate. Sigue con atención las fechas de la convocatoria y participa activamente a través de los recursos que se irán poniendo disponibles en esta plataforma.”

Acojonante. Un gobierno estimulando a la opinión pública para que se exprese sobre la regulación del cannabis y dándoles un cauce adecuado. Un gobierno animando a que se vinculen y sigan con atención el asunto, desde las redes sociales e Internet, es algo que aún me cuesta creer al verlo, ya que parece imposible de imaginar en nuestra “España del primer mundo”.

Pero la cosa no acababa ahí. ¿Qué más? Pues muuuuucho más. Pero mucho, mucho, mucho y no es broma. Lo siguiente que hacen es exponer los objetivos de su acción, y darle un contexto temporal e internacional o lo que es igual, recordarle a su pueblo que en breve comienza la UNGASS 2016 donde se decidirán los cambios internacionales sobre política de drogas y que deben expresarse.

A continuación, ofrecen datos sobre la regulación en todo el mundo y los ponen a disposición del usuario para su descarga. Lo mismo hacen con los datos relevantes al respecto sobre la situación del cannabis en México, también ofreciéndolos para su descarga. 

¿¿Pero se han vuelto locos o qué?? ¿¿Es que acaso quieren fomentar el debate sobre la marihuana de verdad?? ¡¡SÍ, COÑO!! Lo dicen en serio y para eso ofrecen datos, para que quien quiera opinar pueda hacerlo en base a ellos y argumentar inteligentemente.

Pero no basta con unos datos que ofrezca el gobierno -que hasta ahora son los que han aplicado las políticas de guerra contra las drogas sin piedad alguna, y no hay que olvidarlo- para juzgar algo tan serio como es el problema creado por la guerra contra las drogas -cannabis incluido- en el mundo. Yo no me fiaría sólo de los datos que da un gobierno, nunca, aunque fueran los más honestos en voluntad: la fuente no sólo ha de ser impecable, sino también parecerlo. Y no es plan de “debatir y generar opinión” sólo con los datos que un actor te proporcione, sea quien sea.

Así que completan la web con los textos de 10 propuestas de tipo legal que se han efectuado en México al respecto del cannabis, o lo que equivale a decir “aquí estamos legalmente ahora”. Puedes leer a los ponentes de las sentencias y conocer quién y qué votó. Todo un alarde de claridad y apertura al ciudadano. Glasnost y perestroika, como en la caída de la vieja Rusia, pero aquí a la mexicana.

Y llega la guinda con un enooooooorme almacén de estudios e información de todo tipo sobre cannabis que cuenta con cerca de UN MILLAR DE TEXTOS, referentes al tema de las drogas y estructurados en las categorías de “consumo, derechos humanos, desarrollo económico, uso terapéutico, regulación, salud pública, seguridad y sistema penitenciario”. Impresionante. 

La verdad es que no podía esperar una web así de un “gobierno de tercera” como es la imagen que se nos vende del gobierno mexicano, pero que la realidad se encarga de poner en su justo lugar cuando intentamos realizar una comparación entre sus hechos -esa web, por ejemplo- y los de nuestro gobierno en el mismo área (nuestro gobierno también acude a UNGASS 2016 pero no le veo preguntar nada a nadie sobre lo que opinamos, en política de drogas).

Una pregunta clara, objetivos definidos, base legal, y material de todo tipo para el debate informado es la forma que tiene el gobierno de México de explorar las opciones regulatorias con los ciudadanos. Y al menos la web, va en serio y está preparada para dicho cometido. La cuenta del gobierno mexicano la ha difundido varias veces en el fin de semana, ya que el próximo debate al que animan es el día 15 de marzo. Un gesto que, independientemente de otros asuntos de ese gobierno, es de aplaudir.

Y tras haber flipado un rato con lo que han hecho estos mexicanos, me vuelvo a mi amada España, donde el PP sigue haciendo de gobierno en funciones funcionando como antes, el PSOE está “a lo suyo” y afilando los cuchillos con los que piensan hacer la matanza de Pedro Sánchez (hoy daban cuenta de ello los periódicos nacionales), los de Podemos están aún vistiéndose -como un adolescente pillado en pleno polvo- porque esto del gobierno es nuevo para ellos y Ciudadanos traga saliva mientras escucha a los votantes afilar sus papeletas animados por el sector más retrógrado y vengativo de la derecha. Sí, ya estoy aquí de nuevo.

Pienso yo: ¿y cuál sería la cuenta “de drogas” del gobierno de España en caso de existir (una cuenta y un gobierno real)? Pues mal asunto. La única cuenta oficial del gobierno de España en tema de drogas es la del Plan NaZional Sobre Drogas o PNSD, que como su propio nombre indica sirve para dar bombo todo aquello que el gobierno haga en materia de drogas. 

Aplaude igual una boda que un entierro. Una cuenta todoterreno para Twitter que tiene el mismo éxito que el gobierno: no llega a 700 seguidores, y son todos familia o enemigos (más lo segundo que lo primero). La siguiente candidata sería la cuenta de la FAD, esa entidad “sin ánimo de lucro” que vive de mentir a los españoles sobre las drogas y que es responsable de buena parte del sufrimiento que se achaca a las drogas, paradójicamente. 

Tampoco parece buena idea, aunque esta cuenta tiene casi 7000 seguidores (10 veces más, tampoco es que sea la pera) pero no resulta de extrañar conociendo el tamaño del presupuesto PÚBLICO que disfrutan en subvenciones. Fundación privada para que nadie nos toque nada, pero dinero público para poder tener una caja que la llenen los demás: la FAD.

Lo más cercano a una cuenta oficial sobre drogas que conozco en Twitter es la cuenta del Servicio de Drogodependencias del Gobierno de La Rioja, ya que es una cuenta pública, pagada con un sueldo público a un funcionario público y que va de temas de drogas. Y debo decir que, sin ser una cuenta limpia de pecado prohibicionista, no lo hacía mal del todo para ser “de drogas y pública”: alguna vez tuiteaba algo que podía considerarse interesante de leer para los 15 minutos del bocata. 

Otras veces tuiteaba chorradas como cuando intentaba hacer ver que el cannabis potente provocaba daños cerebrales, basándose en un estudio que no se había molestado en leer: el estudio se basaba en una encuesta hecha a los pacientes con daño cerebral sobre la calidad del cannabis que consumían en el mercado negro... un estudio de opinión y no de datos. Vamos, que no era la más lista de la clase pero tampoco la peor en la ponzoña prohibicionista habitual.




Aunque tampoco va a salir bien parada de la mención -ni como representante institucional- si tengo que ser sincero. El otro día, 8 de marzo y día de la mujer trabajadora, esa cuenta -que conviene decir que está en manos de una mujer- se permitía colgar un tuit en el que, de cosecha propia y basándose en “lo que ella había visto”, decía que “la mujer apoya al hombre [en asuntos de adicción] mientras que el hombre huye [cuando es su pareja la que sufre el problema]”.

Sorprendido por un tuit con ese nivel de sexismo -y mala uva si uno sabe quién maneja ese Twitter- le digo que de dónde saca semejante idiotez, y me contesta aludiendo a un texto de Proyecto Hombre (no son tampoco santos de mi devoción, pero su texto era esencialmente correcto) en el que se aludía a que la mujer experimentaba de otra forma los asuntos de drogas, y que solía preferir la compañía de otra mujer como una amiga, para acudir a pedir ayuda de este tipo.

¿Dónde se hablaba de que el varón huía y abandonaba a su pareja? En ningún lado, absolutamente en ninguno. Pero esta persona se obcecó y siguió insistiendo en su tuit, defendiéndolo desde su cómoda posición de “mujer en el día de la mujer lanzando mensajes pretendidamente feministas” aunque fueron muchos los usuarios que le expresaron su desagrado por un tuit, como poco y siendo muy generoso, realmente desafortunado y vergonzosamente defendido. 

Hay que saber reconocer que uno se equivoca, y corregir. A nadie debe sorprender que el que rompa un plato sea, precisamente, el que está fregando: quien nada dice, nada tiene que corregir. Aunque sabiendo de su pronta jubilación -te deseo lo mejor, compañera, que lo cortés no quita lo valiente- creo que estaba practicando eso tan hispano de “...para lo que me queda en el convento, pues me cago dentro!!”.

Muy hispano como ejemplo, pero cuando todos estos actores mencionados se comparan al lado de la cuenta de Twitter del gobierno mexicano y su forma de funcionar, con esa web -en beta- que ya la quisiera cualquier organismo oficial español en sus mejores sueños, no hay color.

Aceptémoslo: nos da lecciones un narcoestado -en redes sociales y cannabis- mientras aquí los responsables (y lobistas varios) se pelean por la silla y la caja, en un espectáculo televisado de política de guardería. Muy hispano. Muy profesional todo.

Voy a por tequila y mota, que tras comparar, veo claro que nos queda mucha lucha por delante...


¡¡Viva México, cabrones!!

No hay comentarios: